Ahora es el momento de digitalizar los procesos de cobro

Por Pere Brachfield

Las empresas proveedoras de bienes y servicios sustituyen la función bancaria al conceder financiación a los clientes mediante los aplazamientos de pago de las facturas. En la mayoría de los casos las empresas suministradoras de bienes y servicios deben conceder créditos comerciales sin otra garantía que la promesa de pago del comprador y asumiendo un riesgo de crédito.

En España la pandemia de la Covid-19 va a provocar un importante repunte de la morosidad y los impagos de créditos comerciales van a superar todos los récords registrados hasta ahora. Los impagos de facturas pueden provocar graves problemas a las empresas españolas que no estén preparadas para hacer frente a este tsunami de morosidad.

Por culpa de la crisis económica derivada de la Covid-19, las empresas cobrarán sus facturas en unos plazos de pago más elevados, lo que provocará graves problemas de liquidez en sus tesorerías junto a elevados costes financieros, dado que una de las inversiones más importantes que hacen las empresas españolas se encuentra en las cuentas por cobrar, financiándolas con préstamos y créditos bancarios a corto plazo.

Los impagos de las facturas suponen un incremento significativo de los gastos financieros y una notable pérdida de ingresos. Además, los impagos pueden poner en peligro los beneficios de una empresa proveedora y provocar una situación de insolvencia que, con frecuencia, origina el cierre del negocio por quiebra.

La gestión de las facturas impagadas es vital para las empresas; sin embargo, el brutal incremento de los impagos que tendrá lugar a lo largo de 2021 va a desbordar la capacidad de trabajo de los equipos dedicados a estas tareas, aumentando con ello imprecisiones, falta de cobro y pérdida de clientes.

Para solucionar esta problemática que se avecina, es imperativo que las empresas digitalicen los procesos de cobro de sus facturas mediante la implementación de herramientas que optimicen la gestión y automaticen el proceso de cobro en todo su ciclo, principalmente ante incidencias, lo que supone un considerable ahorro de costes, tiempo y recursos.

Esto ya  es posible a través de OWE, primera fintech que digitaliza para empresas y profesionales la solución a incidencias, atrasos e impagos, permitiendo agilizar el tratamiento del cobro, averiguar la causa del impago y recuperar el importe de la factura vencida más rápido que con una gestión tradicional, mediante procedimientos eficientes, tanto para proveedor como deudor.

Gracias a la plataforma digital desarrollada por OWE, las empresas ven reducido su período medio de cobro, se optimiza su cash flow y disminuyen sus gastos financieros.

Esta herramienta responde a la gestión amistosa del cobro de las facturas vencidas, realizando de manera automática acciones específicas y adecuadas. Facilitando así el cobro de deuda, incluso en su fase judicial.

En consecuencia, OWE es una solución innovadora y completa que toda dirección financiera debería tener en cuenta a la hora de planificar las tareas de recobro. 

Es el momento de incorporar procesos que resuelvan de forma autónoma el maremoto de impagos que causará  graves perjuicios a las cuentas de resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *